converses literàries de formentor ii









Entonces era joven y escribía cartas a los diarios. A los mallorquines se nos acababa el verano y a mí se me acababa otro amor. Han pasado dos años de todo eso y parece que nada ha cambiado desde entonces. Acaso solo sirva para amar en verano, o para amar de noche. Acaso ya no sirva para amar. 

Acaso se convierta todo en una fotografía vieja, una mirada huraña, una mancha seca en un diario que ya no soy capaz de borrar. Mis veranos se acaban y apenas sé dónde agarrarme.

Ven, hazme una foto en blanco y negro. 
Me quedaré quieta, como si no esperara al otoño, a la noche, al diacepán. 
Me quedaré quieta, escribiré una carta. 
Esperaré de nuevo a que llegue la hora de amar.







4 comentarios:

mudo dijo...

como el óvalo casi cerrado de tu foto. así somos. óvalos rosas.

* dijo...

u óvulos.
a veces somos solo óvulos rosas que esperan, ovalados, a que empiece el verano de nuevo.
grandes ovaciones lo avalan.
xxxx

nubesbajas dijo...

"aguarda que la marea fluya"
-a.machado-

Abrazo..

* dijo...

abrazo, nubesbajas, qué lindo volver a encontrarte por aquí!

xxx