Yo, que también hago ejercicios de escritura sin que nadie me lo mande cuando dejo los gintonics en la barra del bar.



Yo, que mudo cada noche los bares porque con uno no tengo suficiente,
yo, que mudo los barrios porque me canso de bailar sus calles borracha
y conozco los pliegues de sus baldosas
y el sabor verde y la luz de sus farolas,
yo, que en función de los gintonics mudo la forma de andar.

Yo, que he mudado los vecinos y la manera de pedir la sal,
yo, que he mudado los idiomas en que digo las palabras te quiero
y que mudo la cama y sus sábanas sucias
por otras limpias que me aburren
taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaanto,

yo, que deshice las maletas miles de veces
para volverlas a hacer
y que quise escuchar las campanas
con la misma nostalgia
que aquella primera vez

¿recuerdas?

yo, que me he abrazado a unos labios
y he esnifado las pieles de
seres que no pude comprender,
me mudo para siempre, te digo,
me mudo de una vez y para todas
a este alzheimer que me induce al sueño,
a un país hecho a base del xanax
que siempre llevo en la maleta y que me salva,
a esta aspirina que es para mí la escritura,
la página en blanco,
el libro en la esquina que me mira y que hoy
-lo juro-
estoy a punto de empezar.



7 comentarios:

Horacio Holiveira dijo...

yo, que he hecho tantas maletas sin tener a dónde ir...

D. dijo...

Te debía algo... http://sinsaberquelosabe.blogspot.com/

José María Feliu dijo...

Me gusta taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan
to...

mudo dijo...

oh!, ho!, oh, ho!... vuelves a ser tú! qué buena, qué buena.

* dijo...

Horacio, ¿y no es eso lo más lindo? Hacer maletas sin saber a dónde te llevarán...

* dijo...

D. no me debías nada, más que otra tarde en el teatro, quizás, u otro paseo por la urbe, u otra senatada en un banco cualquiera y más confidencias, y algún cigarro, quizás...
Voy a leerte con más tiempo pero lo poco que he visto me ha gustado. Gracias por mostrármelo al fin.
¡Besos!

* dijo...

Gracias, José María! A mí tus versos y tus embriones de libros también me gustan taaaaaaanto.
Mil besos y hasta muy pronto. Muah!