de todos modos tanto amor me está consumiendo por dentro


Aquel lugar se parecía un poco al paraíso: las bicicletas de spinning palpitaban frente a los espejos y la gente pedaleaba como si hiciera el amor. -Más tarde harían el amor como si pedalearan frente al espejo y contaran los minutos para acabar con el lodo, la peste, las miserias-. Le dijiste que el amor te estaba consumiendo por dentro, levantaste sus rescoldos con la tarjeta y esnifaste fuerte, como quien inhala la primera bocanada de aire después de hacer el amor  -¿Sentiste sacudirse las entrañas?- o como quien es escupido por el mar después de deslizarse en una lavadora infernal. -Recuerdas el sabor del primer cigarrillo después del sexo y suspiras- Te abrazabas a las toxinas como quien se abraza a la vida y esperaste a que desapareciera la última anilla del cigarro: el reloj comenzó lentamente a girar de nuevo y tú dijiste que no importaba. De todos modos el amor ya te estaba consumiendo por dentro.




6 comentarios:

Alice May Connolly dijo...

Chocolate biscuits are a good substitute for cigarettes also. I liked this heaps.

yolandasaenzdetejada dijo...

me encanta, como siempre...

josé maría dijo...

biene al caso...

EN LA AZOTEA

Arena seca tendida al sol,
mi espalda es barro tibio
sedimento, salitre del amor
en el solario del terrado,
calcinado presagio proclama a tumba abierta
conozco bien el seco olor,
sopor de insecto que tras la libídine
voló
y tan solo
respira inmóvil.

jmf
16 de marzo de 2011

josé maría dijo...

"viene" claro

beatriz · la luna en la boca dijo...

el amor consume por dentro, como una bestia, como si tuviera derecho. qé bien leerte. un beso.

* dijo...

qué bien saberte aquí de nuevo, qué lindas tus palabras el consumo de fonemas con el que medimos nuestros días. la luna en la boca, ¡tan lindo!

abrazo fuerte,

a-l