yo la quise, y a veces ella también me quiso

           
La Vileta. Palma. Mallorca.
 
Me estremezco. La miro y está vacía. He habitado este lugar, he sido el aullido, un puñado de caricias; he sido nosotros. La miro y está vacía. Me marcho de nuevo; me miro al espejo y reconozco este cuarto en ella. Yo la quise y sé que a veces ella también me quiso. Está vacía y me estremezco. Apago la luz, cierro la puerta. Yo la quise. 

Nunca se me dieron bien las despedidas. 




1 comentario:

Miriam Expósito dijo...

JODER, en serio, JO-DER. Me han dado hasta ganas de llorar hasta lo que has provocado en mi interior.

www.fueenunaciudadsinmar.blogspot.com