las postales, esos supermercados de la noche.



“Algunas veces consideraba que disponer del Carrefour para él solo se aproximaba bastante a la felicidad.”

Michel Houellebecq, "El mapa y el territorio".




Recorro con la mirada todas las postales,
sus márgenes blancos,
los píxeles exactos que conforman la felicidad.

¿Te acuerdas?

A veces nosotros también escribimos postales.

Las saco del bolso cuando paseo por el supermercado.
El Carrefour se hace grande, muy grande.
Se hace fugaz.  


4 comentarios:

mudo dijo...

me acuerdo cuando carrefour se llamaba continente y las postales timbradas venían desde muy lejos aunque solo fuera barcelona.

Jorge Díaz Martínez dijo...

Qué bien tu nueva voz. Me presenta dudas ese "Los" de "Los saco". Besos

* dijo...

creo que deberías ser mi corrector. aunque yo no me atreviera a ser el tuyo, por supuesto, sí quisiera confiarte algún día mis versos. me ayudas a ver lo que no veo, las arrugas, los pliegues falsos, los falsos versos. muah.

manipulador de alimentos dijo...

Houllebecq siempre vuelve a los mismos temas pero el aura de vacío vital se encarna en 'El mapa y el territorio'como nunca, incluyendo su propio asesinato...