cómo encontrarse en la poesia iv

Tomas tranströmer, El cielo a medio hacer. 

2 comentarios:

dijo...

Precioso nombre, estética y sonoramente... ;)

* dijo...

hmm, no sé yo, luego me lo mutilan... tengo que coserlas con guiones para que no me separen los dos polos. xxxx